Misa del Gallo


La noche del 24 al 25 de diciembre de 2013 nos reunimos una año más para celebrar la Misa del Gallo. Recordando a los que estaban sufriendo y los que habían muerto, nuestra tristeza llena de fe y confianza con la presencia de la Imagen de nuestro Niño Jesús, que fue presentado a la asamblea, después de leer el Evangelio , por Andrés y Miriam que, pronto, si Dios quiere, serán padres por primera vez.

En la homilía D. Emilio agradeció la presencia de tantos feligreses (la Parroquia estaba llena) y nos dijo que esa tradición había que mantenerla  a pesar de que “está de moda” adelantar la misa del gallo a la tarde. Eramos un pueblo en camino y muchas veces rodeados por oscuridades (los pecados) pero habíamos visto una luz grande y no podíamos esconderla.

Todos los niños que habían venido a Misa acompañaron al Niño por la Vía Sacra de nuestra Parroquia con una vela encendida como signo de que también ellos son luz en la oscuridad de nuestro mundo. Estos niños, junto con el sacerdotes, dieron la paz a toda la asamblea en una noche tan especial.

Este año, dadas las circunstancias, al terminar la Misa no hubo “resopón” pero nuestro alimento fue la alegría de sentirnos acompañados en nuestras penas por un Niño tan grande.