Los seminaristas, entre ellos Jordi, celebran el rito de lectorado i acólito


Un paso más, un escalón, un avance más, un encargo más, un compromiso más… pero sobre todo un momento más en el que descubrir la presencia y actuación de Dios en la vida de los hombres y en la mía. No puedo más que dar gracias a Dios, para dignarse a revelerarse de este modo en mi vida, pero también gracias a todos los que han hecho visible esta presencia y actuación en el día a día, gracias por el esfuerzo de acompañarme en estos días tan importantes, a la familia, a amigos, a la Parroquia Sant Antoni Abate Canales, a la Parroquia Genovés y a la Parroquia Santo Onofre Anacoreta de la Alcudia de Crespins, al Seminario Mayor de Moncada y al Colegio Mayor-Seminario de la Presentación y Santo Tomás de Villanueva y de una manera especial a los rectores que de una manera especial animan y hacen más fuerte, con su testigo, el deseo de darme a Dios y a los demás. El compromiso, para todos, continúa con la rogaría para el incremento de vocaciones y por la perseverancia de los que sin merecerlo nos estamos preparando, todos somos parte y razón de mi vocación!

GRACIAS!!