Excursión a Almagro


Los pasados días 22 y 23 de mayo, las clases de 3º y 4º de ESO del Colegio Parroquial “Sant Antoni Abat” realizamos una interesante excursión a la ciudad de Almagro (Ciudad Real). Esta excursión, que está organizada desde la asignatura de Lengua castellana y literatura de estos dos cursos, es ya una actividad clásica en Secundaria y se realiza cada dos años.

Salimos el jueves 22 de mayo a las 8:00 horas desde el Colegio en dirección a Ruidera, localidad a la que llegamos (después de haber parado para almorzar en la localidad de Chinchilla) hacia las 11:30. Allí pudimos deleitarnos con la visión de sus bonitas y famosas lagunas, las cuales presentaban gran cantidad de agua, y realizamos una pequeña marcha por sus alrededores.

Después de comer, nos trasladamos al “Parque Nacional de las Tablas de Daimiel”, donde un guía nos explicó, durante un recorrido de unas dos horas, la fauna, la flora, la historia y las costumbres del parque, así como los problemas hídricos que ha tenido desde sus inicios hasta la actualidad.

Cuando terminamos la visita, nos dirigimos por fin a Almagro. Rápidamente nos alojamos y, después de cenar,  acudimos a  un pub donde teníamos contratada una actividad de discoteca light. Allí coincidimos con los alumnos de un instituto de Sevilla y algunas y algunos pudieron demostrar sus dotes de cantantes y su habilidad en el futbolín.

Al día siguiente desayunamos pronto, ya que a les 9:00 teníamos concertada una visita guiada por la localidad de Almagro, la cual incluía la visita a su interesante “Museo Nacional del Teatro”. Al acabar la visita, casi que no dispusimos de tiempo libre, puesto que a las 11:30 teníamos que estar a las puertas del Corral de Comedias para intentar entrar los primeros y poder ocupar las mejores localidades: lo conseguimos. En este marco incomparable, asistimos a la representación de la obra “El medico a palos”, de Moratín, y al posterior coloquio entre los actores y el público, en el cual algunos compañeros se atrevieron a formularles algunas preguntas sobre su actividad y el mundo del teatro.

Hacia las 14:00 horas volvimos al hotel para comer y, esta vez sí, tuvimos después un poco de tiempo libre antes de subir al autobús y regresar a Canals. El viaje de vuelta fue tranquilo porque el cansancio y el sueño se apoderaron de casi todos los compañeros que, poco a poco, iban quedándose dormidos. Después de una breve parada en la localidad de La Roda, donde pudimos comprar los típicos “Miguelitos”, llegamos finalmente a Canals hacia las 20:00 horas.

Fue una excursión muy bonita en la cual, además de todo lo que visitamos y aprendimos, pudimos convivir y compartir muy buenos momentos con los compañeros de clase.