Des dels Campanars Nº311

311

  • Horaris de Missa Diari: MISA DIARIO: PARROQUIA: MARTES A SÁBADO a las 19’30 h. Convento lunes y martes a las 8 y el resto de días a las 18’45   –   Els diumenges : Convento 9’00 h.-  parroquia 10’30 Y 12’00 h.
  • HORARIO DE APERTURA DE LA IGLESIA: TODOS los días se abre la Iglesia a las 8’30 h. y a las 18’00 h.
  • HORARIO DEL DESPACHO PARROQUIAL: Encarna de martes a jueves de 18’00 h. a 19’15 h. Miércoles y Jueves de 20’00 h. a 21’00 h. (Sacerdotes)   * CONFESIONES:  JUEVES y VIERNES desde las 18’00 h. hasta 19’15 h.)
  • CARITAS: Lunes y miércoles de 10 a 12 h. (“Casa del Vicari”). *  HOSPITAL LLUIS ALCANYÍS : SACERDOTES 682 746457
  • La Milagrosa – RECORDEM  que faltan capillas por entregar.
  • Al·leluia – Web parroquial : http://www.parroquiacanals.com/ elscampanars@gmail.com / També Facebook, Instagram   i Twitter y los domingos a las 9’00 h.
  • ————————————sector pavelló

    Viernes, dia 9 de febrero 20’00h. Charla “María, madre de las familias” por D. Juan José Bolinches, médico y Dª Amparo Calabuig, profesora y Psicóloga  Sábado, día 10 de febrero  16’00 h. – SALIDA   17’00 h. (aprox.) OFRENDA A LA VIRGEN DE LOS DOLORES DE ARTÍCULOS DE BEBÉ EN FAVOR DE “RED MADRE” y, a continuación, Eucaristía en la Calle V. DOLORES  PAVELLÓ RICARDO TORMO  Al llegar Concierto por La banda Juvenil de la Unión musical Canalense   21’30 h – SOPAR DE GERMANOR

    23’00 h. – Concierto/oración por el grupo musical “Hakuna” (http://hakunagroupmusic.es) y turnos de vela ante la Imagen de la Virgen.

    Domingo 11 de febrero de 2018 a las 8’00 h. Salida y Rezo del ROSARIO DE LA AURORA  –  10’30 h. Presentación de los niños menores de 2 años A las 11’00h. – CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA en la que se administrará  el Sacramento de la SANTA UNCIÓN a los enfermos que lo soliciten. A continuación REGRESO de la Imagen a la Parroquia

    ——————————————-

    Lectura del santo Evangelio según San Lucas 2,22-40.

    Cuando llegó el tiempo de la purificación de María, según la ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén, para presentarlo al Señor (de acuerdo con lo escrito en la ley del Señor: «Todo primogénito varón será consagrado al Señor) y para entregar la oblación (como dice la ley del Señor: «un par de tórtolas o dos pichones”).

    Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre honrado y piadoso, que aguardaba el Consuelo de Israel; y el Espíritu Santo moraba en él. Había recibido un oráculo del Espíritu Santo: que no vería la muerte antes de ver al Mesías del Señor. Impulsado por el Espíritu Santo, fue al templo.

    Cuando entraban con el Niño Jesús sus padres (para cumplir con él lo previsto por la ley), Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo:

    Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz;
    porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: 

    luz para alumbrar a las naciones, y gloria de tu pueblo, Israel.

    José y María, la madre de Jesús, estaban admirados por lo que se decía del niño.

    Simeón los bendijo diciendo a María, su madre: -Mira: Este está puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten; será como una bandera discutida: así quedará clara la actitud de muchos corazones. Y a ti una espada te traspasará el alma.

    Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Era una mujer muy anciana: de jovencita había vivido siete años casada, y llevaba ochenta y cuatro de viuda; no se apartaba del templo día y noche, sirviendo a Dios con ayunos y oraciones. Acercándose en aquel momento, daba gracias a Dios y hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Israel.

    Y cuando cumplieron todo lo que prescribía la Ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño iba creciendo y robusteciéndose, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios lo acompañaba.

    ————————————

    Sal 23, 7. 8. 9. 10

     R/. ¿Quién es ese Rey de la gloria? Es el Señor.

    ¡Portones, alzad los dinteles, que se alcen las antiguas compuertas: va a entrar el Rey de la gloria!¿Quién es ese Rey de la gloria?

    -El Señor, héroe valeroso; el Señor, héroe de la guerra.

    ¡Portones, alzad los dinteles, que se alcen las antiguas compuertas: va a entrar el Rey de la gloria!

    ¿Quién es ese Rey de la gloria? -El Señor, Dios de los Ejércitos: él es el Rey de la gloria.

    ————————

    Sal 146,1-2. 3-4. 5-6

    R/. Alabad al Señor, que sana los corazones quebrantados.

    Alabad al Señor, que la música es buena; nuestro Dios merece una alabanza armoniosa.
    El Señor reconstruye Jerusalén,  reúne a los deportados de Israel. El sana los corazones destrozados, venda sus heridas.

    Cuenta el número de las estrellas, a cada una la llama por su nombre. Nuestro Señor es grande y poderoso, su sabiduría no tiene medida. El Señor sostiene a los humildes, humilla hasta el polvo a los malvados.

    —————————

    + Lectura del santo Evangelio según San Marcos, 1,29-39.

    En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y poseídos. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían no les permitía hablar.

    Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron y, al encontrarlo, le dijeron: -Todo el mundo te busca. El les respondió: -Vámonos a otra parte, a, las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he venido.     Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios.